skip to Main Content
985 84 64 34 | 653 940 236 reservas@ardinal.com

Accommodation and activities packages

Nos encargamos, previa reserva, de gestionar tus actividades favoritas durante tu estancia en Hotel El Ardinal.

Turismo Aventura

Ruta del Cares
Descenso del Sella en canoa
Descenso de cañones
Rafting
Paintball
Espeleología
Rutas en quad
Parque Aventura

Ruta ambiental y etnográfica

Paseo guiado al encuentro del fascinante mundo de las abejas, de los castaños centenarios y de la etnografía de la vida campesina entre las montañas de Cabrales y Los Picos de Europa.

Turismo Aventura

Naturaleza y aventura en Los Picos de Europa. Vehículos y personal autorizados para entrar en el Parque Nacional.

Travesía de Picos y Fuente Dé
Ruta del Cares
Panorámicas de Picos de Europa
Travesía de Picos – Fuente Dé – Ruta del Cares

Rutas rurales interpretativas

Un paseo cultural por la Asturias más rural.

Un viaje a través del paisaje, la cultura, la tradición y la gastronomía asturianas.

El Ardinal es uno de esos hoteles de Asturias que tienen un encanto que los hacen únicos; ya sea en las vacaciones de verano, las escapadas de fín de semana, los puentes…cualquier época es buena para alojarse en nuestro hotel.

Sin duda alguna, el Hotel El Ardinal ocupa una posición privilegiada en la Asturias turística y montañera. Anclado en la loma de Barriu del Riu, en Arenas de Cabrales, se asemeja a una torre vigía que controla bajo su mirada todo un abanico de posibilidades de cara a tus vacaciones o a ese fin de semana tan esperado.

A su alrededor se extienden majestuosas las cumbres de los Picos de Europa, de la Sierra del Cuera y de la Sierra del Sueve. Permanecen ahí, ante nuestros ojos, aguardándonos, invitándonos a recorrer sus pistas, sus sendas, para hacer realidad esa ruta soñada durante largo tiempo desde nuestro puesto de trabajo o nuestro centro de estudios. Sin apenas tener que desplazarnos, descubrimos con sorpresa que estamos en plena naturaleza gozando de los paisajes más extraordinarios.

Resulta difícil, casi imposible, hacer una enumeración detallada de las rutas que se encuentran a nuestro alcance. Por lo pronto, nada más bajar de El Ardinal, nos topamos con la presencia del Cares y el Casaño, dos ríos emblemáticos en la Asturias de Picos. Allí mismo, en la confluencia de ambos ríos se abre la puerta que nos introduce de lleno en el corazón de los Picos de Europa. No es otra que esos seis kilómetros de carretera que conducen hasta Poncebos. Es este lugar un punto clave pues a su alrededor se concentran rutas tan importantes como la famosa del Cares hasta Caín, la subida a Bulnes por la Canal del Texu o la ascensión a Camarmeña y el Ondón.

En Poncebos nace asimismo la carretera que nos acercará a Sotres. En sus inmediaciones podemos optar por seguir la ruta de Áliva que corre paralela al cauce del río Duje, la del Lago de las Moñetas o del Collau Cambureru (ambas partiendo desde la majada de Vegas del Toro). A través de los Invernales del Texu y subiendo al Collado de Pandébano, hallaremos la importantísima ruta al Urriellu por la majada de La Terenosa o el impresionante descenso a Bulnes. Al otro lado de Sotres, en el Hitu Escarandi, se inicia la ruta de Ándara; podemos culminarla en el Refugio o Casetón de Ándara, o bien continuarla hasta Vao de Los Lobos por una pista circular bien definida que nos devuelve al punto de partida.

Si tomamos la carretera que conduce hacia Cangas de Onís, iremos descubriendo a nuestro paso la ruta de Peña Blanca en Asiegu; los bellísimos paisajes que bordean las pistas de Berodia e Inguanzu; la ruta del río Casaño, por el desvío que desde Canales lleva a La Molina; los Lagos de Enol y La Ercina, con las rutas al Refugio de Ario, al Mirador de Ordiales, a Vega la Pare y el Tolleyu. Atravesando Cangas y tomando la carretera que conduce al Desfiladero de los Beyos, nada más pasar Tornín, hallamos la ruta del Río Dobra (sus aguas están consideradas como las más puras y cristalinas), que culmina en la Olla de San Vicente; y si nos dirigimos hacia Arriondas y tomamos la carretera que conduce hasta el Mirador del Fitu, podremos aventurarnos por la ruta del Picu Pienzu o por el maravilloso Hayedo de la Biescona.

Pero El Ardinal no se limita a ofrecernos exclusivamente rutas de montaña. Para los amantes del mar, a media hora de camino está la población de Llanes. Su concejo es famoso por sus 48 km de costa y sus 38 idílicas playas de arenas finas y blancas, a las que hay que sumar un inigualable entorno de prados, árboles, rocas y acantilados. En el mismo Llanes tenemos las playas del Sablón, de Puertu Chicu y de Toró. Entre las playas orientales, cabría citar por su belleza la de Cué, la de Ballota, la de Andrín, la de Buelna y la de Cobijeru. Las occidentales ciertamente no les van a la zaga. Contamos con la playa de San Antolín, junto a la desembocadura del río Bedón; la de Gulpiyuri, una sorprendente playa interior (Naves); la Palombina y la de Borizu (Celoriu); la de Toranda y la de Torimbia (Niembru); la de Cuevas del Mar (Nueva) y la de Guadamía (Llames de Pría) sin despreciar el resto.

Éstas y otras numerosas razones de peso (como los bufones de Pría, Covadonga y la Santina, el puente de Tielve, el Camín Encantau, el Ídolo megalítico de Peña Tu, el puente romano de Cangas y su mercado dominical, el Paseo de San Pedro y los Cubos de la Memoria en Llanes, el puente La Vidre en Trescares, el Mirador del Fitu, las rías de Tina Mayor y Tina Menor, la cueva del Soplao, Lastres (el San Martín de Sella del Dr. Mateo…) convierten al Hotel El Ardinal en el centro neurálgico de nuestras vacaciones, en un éxito garantizado al cien por cien.

Ven a Cabrales y Los Picos de Europa.

Hotel El Ardinal, Arenas de Cabrales, Asturias.

Back To Top